miércoles, 21 de mayo de 2008

Fundacite Carabobo capacita a productores de cacao para mejorar la producción

Este organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología actualmente efectúa cursos de instrucción y adiestramiento a los productores de cacao en 5 zonas de la región que poseen producción de este rubro, como son Bejuma, Carlos Arvelo, Juan José Mora, Naguanagua y Puerto Cabello

El Gobierno Nacional, a través de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología (Fundacite) del estado Carabobo, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, capacita en la actualidad a centenares de productores de cacao en esa región, llamada “La Ruta del Chocolate”.

Esta iniciativa de otorgarles a los pequeños y medianos productores de cacao las herramientas para que utilicen mejor los recursos de la naturaleza busca rescatar las tradiciones de los saberes populares y ancestrales, así como fortalecer la organización democrática y protagónica de estos agricultores que habían sido explotados durante años por las grandes empresas comercializadoras, pagándoles un precio ínfimo por la materia prima.

Al respecto, Fundacite Carabobo efectúa cursos de instrucción y adiestramiento a los productores de cacao en 5 zonas de la región, que poseen producción de este rubro, como son Bejuma, Carlos Arvelo, Juan José Mora, Naguanagua y Puerto Cabello.

Se le denomina “La Ruta del Chocolate” a estos 5 municipios cacaoteros, donde los habitantes de la zona poseen una extensión de tierra sembrada de cacao; en esta oportunidad, visitamos la localidad de San José de Cariaprima de Mantuana, parroquia Guayguasa, municipio Puerto Cabello. Se trata de un agradable lugar incrustado en las montañas cercanas a la costa que posee una cálida temperatura.

En estas hectáreas se encuentra el Centro de Rehabilitación Oasis de Bendiciones, propiedad de Miguel López. Esta institución, además de enseñar a cultivar y procesar el cacao, realiza desde hace 7 años una labor social, ya que en ella habitan personas con problemas de adicción a las drogas y al alcohol, e indigentes.

Lopez señaló que se ha reunido con el presidente de Fundacite Carabobo y otros directores de la institución “para tratar de llegar a un acuerdo de tomar esto como centro piloto para la elaboración de talleres y cursos a los programas que se están elaborando en el tema del cacao”.

Elevando la producción

Ernesto Ferrer, profesor titular de la Universidad de Carabobo y presidente de Fundacite Carabobo, destacó que “en lo que respecta a la Ruta del Chocolate que se refiere aquellas zonas donde tradicional e históricamente se producía cacao, nosotros tenemos ahorita una intervención directa en 5 zonas del estado Carabobo, que han alcanzado un grado de madurez que se espera que a finales de este año pasen a ser Redes Socialistas de producción, eso indica que se va a recibir un aporte extraordinario por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología”.

Gracias al apoyo que otorgará el Ministerio de Ciencia y Tecnología se construirán en las 5 zonas cacaoteras del estado Carabobo viveros con la finalidad de renovar gran parte de las plantaciones, para así poder aumentar la producción. “Hay que tratar de mejorar la calidad, dictar cursos para una mejor formación de las personas que se dedican al cultivo, para que no vendan el producto en su materia prima sino que tenemos que contribuir con ellos para que logren procesarlo con la finalidad de que sumen valor agregado y que se cumpla una de las metas de la población que se dedica al cultivo del cacao, que es mejorar su calidad de vida”, acotó Ferrer.

Actualmente, la producción a nivel nacional es de 50 kilos de cacao por hectárea, siendo un número bajo comparado con el mercado internacional; lo que se pretende es elevar esa producción a 500 kilos por hectárea; “si nosotros logramos incorporar nuevas plantas y de mejor calidad en cacao es indudable que vamos a mejorar la calidad y la productividad”, destacó Ferrer.

El aporte financiero que realizará Fundacite Carabobo es de 200 bolívares fuertes por zona, y esta institución busca organizar la parte técnica, a fin de dictar cursos que le permitan mejorar los cultivos. La localidad de San José de Cariaprima de Mantuana, parroquia Guayguasa, municipio Puerto Cabello, posee más de 30 productores de cacao y 28 están incorporados a la red en Mantuana.

Yaritza Arismendi, ingeniero agrónomo de Fundacite Carabobo, es la encargada de la Ruta del Chocolate en esa entidad y afirma “que la idea es darle a los productores la capacitación y la asistencia técnica del cultivo para elevar la calidad y la producción del cacao”.

Asimismo, Fundacite Carabobo dicta cursos de establecimiento de viveros, selección de semillas para luego acudir al campo y de esta manera los productores se desarrollen en redes.

Destacó Arismendi que “en el estado Carabobo solo existe un intermediario que le compra a cada uno de los municipios el cacao”, por ello es importante que los productores puedan procesar el producto y así poder obtener una ganancia.

“El estado Carabobo tiene una particularidad, y es que los productores no son ancestrales y les falta como mucha información en el manejo del cultivo; por ello Fundacite está haciendo presencia de manera de adiestrarlos y darles las herramientas para aprovechar el cacao”, informó Arismendi.

Beneficiados por el cacao

José Luís Moreno tiene 73 años de edad, es jubilado y productor de cacao,
y destaca que “este adiestramiento es lo mejor que pudieron hacer por nosotros, además le da valor agregado al cacao; ahora podemos hacer la pasta, los bombones y el Gobierno Nacional quiere que se exporte el producto ya procesado y no la materia prima como se hacia anteriormente y es lo lógico”.

Beatriz García tiene dos hijas; su padre fue productor de cacao y ahora ella posee el mismo don que su progenitor; dio las gracias a Fundacite “por toda la ayuda que nos han prestado; hemos recibido apoyo en el área de la capacitación nos han enseñado mucho a preparar el ponche, las barritas de chocolate; muchos de nuestros productores han salido a comercializar sus productos”.

Destaca García que es la primera vez que los productores de la Ruta del Chocolate de Mantuana han sido tomados en cuenta, ya que en el pasado ni siquiera las personas sabían que existía esa zona “y tenemos toda la vida trabajando el cacao”.

Jesús Ramón García, productor de cacao, señala que la intervención de Fundacite Carabobo en el sector ha sido positiva: “Ahora sí puedo comercializar mi producto, ya que nos enseñaron a hacer la trufa, el ponche, el vino de cacao, el pudín de cacao, porque los precios del cacao en bruto no están acorde con el alto costo de la vida; gracias a Fundacite que nos enseñaron a procesar el cacao estamos mejorando nuestro nivel de vida”.

Prensa MinCI/ Mayra Lily Cerró

Fotos: Andrés Angulo

Volver